La posibilidad de comprar casa entre varias personas

 
 
Familia visitando un apartamento modelo para comprar su casa con Cusezar®

Cuando se piensa en invertir en finca raíz, se hace la relación con amplías sumas de dinero, aún así hay varias formas de lograrlo, inicialmente el hecho de contar con un plan de ahorro, créditos o subsidios facilita la inversión. Otra de las formas de alcanzar este propósito es la inversión en finca raíz de manera compartida, comprar casa entre varias personas es una de las opciones que facilita capitalizar a través de un inmueble.

¿Se puede comprar casa con familiares o amigos?

Claro que sí.

Para hacer una compra grupal es necesario saber con qué presupuesto se cuenta entre todos los integrantes y de acuerdo a eso tomar la decisión de la forma en la que se puede hacer la compra.

A estas propiedades se les conoce como proindiviso, es decir, pertenece a dos o más personas. Es un inmueble que no está dividido, y cada uno tiene un porcentaje de la propiedad, sin identificar lo que le corresponde a cada una de las partes, pues se trata de una cuota o participación abstracta sobre el total del bien.

Una de las formas es comprar casa con la pareja, la relación jurídica respecto a la vivienda a adquirir se rige en el artículo 392 y siguientes del Código Civil colombiano. En caso del incumplimiento de uno de los integrantes, al ser la hipoteca un derecho de garantía que solo se ejecuta en caso de impago del préstamo, el banco podrá ejecutar la hipoteca, en este caso la entidad buscará un acuerdo para saldar la deuda y no ejecutar la hipoteca.

Y cuando se trata de comprar casa entre amigos, al parecer es una tendencia entre millennials. Dividir una hipoteca entre varias personas es una buena opción, ya que cada uno debe pagar menos comparado si lo hiciera solo, propiedad que se puede usar para vivir o rentar.

Para esto se debe revisar cuáles bancos ofrecen hipotecas con distintos titulares, y verificar qué puede suceder si uno de los miembros quiere vender y dejar la copropiedad, en donde usualmente el grupo compra la parte de la persona que desiste o, en caso de no poder asumir el gasto, podrían contemplar desprenderse de manera conjunta de la propiedad.

¿De qué manera se puede comprar casa entre varias personas?

Para comprar casa de manera compartida, se puede hacer de las siguientes maneras:

Hipoteca compartida:

Al incluir al grupo de compradores en la hipoteca, se convierten en codeudores que dividen la suma de la compra en partes iguales. Lo que para las entidades financieras es más seguro, ya que prestar dinero a un grupo de personas aumenta las garantías de pago.

El banco es el que establece la obligación compartida y las garantías que deben aportar los deudores, así como las medidas que tomarán en caso de retrasos. Si algún deudor falla, los demás pueden comprar su parte o traer a una nueva persona para que se haga cargo de la deuda.

La principal ventaja de una hipoteca compartida es que es la forma más sencilla de comprar una casa en grupo.

Responsabilidad individual:

En este caso cada uno de los compradores responderá con todos sus bienes a la deuda. Esta es la forma en la que la vivienda no se compra con una hipoteca en común, sino que cada persona responde individualmente por la deuda, ya sea a través de préstamos, ahorros, etc.

Cuando se compra vivienda de esta manera, se debe firmar un contrato entre los compradores que explique qué se debe hacer en caso de retrasos o si alguno quiere vender su parte.

Comunidad de bienes:

Consiste en crear una comunidad con el capital de quienes participan, para comprar y gestionar la explotación de una vivienda entre varias personas. La comunidad puede ser gestionada por uno de los socios o por una empresa externa, lo que suele dar seguridad al grupo de compradores.

En este caso cuando la propiedad en proindiviso genera renta, estos se distribuyen equitativamente en cada copropietario, según dispone el artículo 2328 del código civil colombiano. En caso de que la vivienda requiera de mantenimiento y reparaciones, deben ser asumidas por todos de acuerdo al artículo 2327 del código civil, de la misma forma las deudas contraídas en nombre de la propiedad tiene un tratamiento referenciado en el artículo 2325 del mismo código.

Cualquiera sea el caso, la honestidad y la confianza, es vital para que este tipo de inversiones funcionen, y si existe esta figura es porque ha funcionado. Son cada vez más las personas que optan por vivir en comunidades con otras personas, lo que se conoce como cohousing. Y en el caso de las personas mayores, a cambio reciben apoyo y compañía, lo que suele mejorar la calidad de vida.

De eso se trata compartir una inversión de este tipo, los amigos deben ser amigos de verdad, ayudarse los unos a los otros, aun en situaciones difíciles.

Entre los proyectos de vivienda que se pueden convertir en copropiedad están: en Bogotá, Luar por la Colina, Gran Reserva de Oporto por el Salitre, o hacia el sur de la ciudad una gran opción de inversión como la Gratitud III, en ciudades como Cali el Guayacán o el Álamo y para las inversiones recreacionales también está Puerto tranquilo, en Ricaurte, Cundinamarca, una zona cálida, cercana a Bogotá.