Reducir la huella de carbono desde casa

ALT IMAGEDos pies en el bosque dando una simbología al cuidado del ser humano con la huella de carbono.

Las emisiones de gases de efecto invernadero provienen de la producción, uso y disposición de productos y servicios que se utilizan en el día a día a través del transporte, alimentación o energía eléctrica; actuando como una manta que envuelve a la Tierra, atrapando el calor del sol y elevando las temperaturas. El total de la transmisión de estos gases se conoce como huella de carbono, siendo el método de medición del impacto sobre el medio ambiente y el planeta.

Al conocer qué tanto impacto negativo se genera al medio ambiente, se pueden impulsar acciones para mitigar el proceso de cambio climático (cambios de temperatura), que si bien a veces son naturales a través de las variaciones del ciclo solar, también se acelera por las actividades humanas como la quema de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas.

Por ejemplo, a partir del dióxido de carbono (CO2) y el metano (CH4) se emiten gases de efecto invernadero. El CO2 se puede generar con la combustión de la gasolina al conducir o con la tala de árboles, y el CH4 se suele producir en los vertederos de basura.

Acciones que durante décadas, han causado impactos y daños irreparables al medio ambiente, entre esos a los ecosistemas terrestres, aéreos y acuáticos.

Y aunque se considera que las grandes industrias son las que más impactan negativamente al planeta, cada persona desde su diario vivir también contribuye al deterioro del medio ambiente.

Medición de la huella de carbono

No hay una medición única de la huella de carbono, pero sí están los enfoques específicos para aproximarse a su cálculo. Las seis perspectivas principales que siguen metodologías y normas internacionales son:

  • Ciclo de vida de un producto o servicio: miden la huella de carbono en la producción de mercancías o servicios.
  • Personal: mide la huella de carbono de un individuo, de acuerdo a sus hábitos de consumo y posesiones. Existen plataformas de medición como la de Green Peace con las que se puede calcular la huella de carbono personal, en donde al final el resultado se refleja en los kilos producidos de CO2 y los comparan con la cantidad de dióxido de carbono que se puede llegar a emitir talando cierto número de árboles.
  • En eventos: mide la huella de carbono durante la planificación y realización de los eventos (uso de energía, transporte, preparación de alimentos o papelería).
  • Territorial: mide la huella de carbono de un área específica, así se determina el impacto global del cambio climático en una zona, siendo más práctico para gobiernos y tomadores de decisiones proyectar planes de mitigación.

¿Cómo reducir la huella de carbono?

Aunque se considera que las grandes industrias son las que más impactan negativamente al planeta, cada persona desde su diario vivir también contribuye al deterioro del medio ambiente y al ser conscientes dela huella de carbono producida por el uso de medios de transporte, ropa, utensilios, entre otros se pueden tomar algunas medidas para reducir la emisión de gases de efecto invernadero individuales.

8 ideas para reducir la huella de carbono individual

  1. Usar más medios de transporte sostenibles o con energías limpias.
  2. Consumir menos energía, por ejemplo, utilizando menos la secadora de ropa.
  3. No dejar el cargador del celular conectado: los cargadores de corriente consumen energía aunque no estén conectados al teléfono. Una buena alternativa es una barra multicontacto.
  4. Mantener la nevera en buenas condiciones: quitando bolsas o empaques que no se necesiten, así se ayuda a que el electrodoméstico consuma un poco menos de energía para enfriar.
  5. Reducir el consumo de carne: las actividades ganaderas generan grandes emisiones de gases de efecto invernadero. Y alimentarse de manera consciente, para eso también se pueden crear huertos en casa.
  6. Depende del lugar donde se viva, se puede usar eficientemente el aire acondicionado y la calefacción.
  7. Plantar árboles endémicos, para contrarrestar la emisión de dióxido de carbono.
  8. Aplicar las 3R de la ecología o del medio ambiente: Reducir, Reutilizar y Reciclar.

Reducir la huella de carbono en el sector de la construcción

Las compañías que contribuyen a la construcción de ciudades sostenibles tras la medición de la huella de carbono u optimizando el accionar en sus dinámicas de negocio son certificadas internacionalmente, en el caso del sector de la construcción el validador es la certificación EDGE (Excellent in Design for Greater Efficiencies, por sus siglas en inglés), que empresas como Cusezar han adquirido tras el desarrollo del diseño sostenible del proyecto View 63, ubicado en Chapinero, en Bogotá.

Así como este proyecto, las viviendas certificadas como sostenibles, hacen que los habitantes ahorren en el pago de servicios públicos como el agua y la energía eléctrica, ya que por ejemplo se suelen usar pequeñas cámaras de aire entre ventanas y ladrillos, para disminuir el impacto de los cambios del clima, lo que reduce el uso de electricidad en luz y aires acondicionado; así es como las construcciones sostenibles, son una alternativa de ahorro a la hora de comprar vivienda.

Si Colombia cumple la meta a 2023, logrando que una de cada cinco construcciones cuente con la certificación EDGE, podrá contribuir a la reducción del 51 % de la huella de carbono en las obras.

TE PUEDE INTERESAR

icoShare cusezar constructora
Bienestar y armonía
jueves julio 8, 2021

Ciclismo desde casa

LEER MÁS
icoShare cusezar constructora
Diseño y decoración
jueves noviembre 11, 2021

¿Cómo hacer un huerto en casa?

LEER MÁS
icoShare cusezar constructora
Bienestar y armonía
martes junio 29, 2021

Sismo resistencia

LEER MÁS